agua-refrescante-verano

Agua Saborizada

Esta agua preparada es una bebida refrescante con la que hidratamos, alcalinizamos y llenamos de nutrientes esenciales nuestro cuerpo. Con sus ingredientes aportamos a nuestra salud la acción digestiva de la menta, la vitamina C y propiedades antisépticas del limón; minerales como el potasio, silicio y manganeso junto al efecto diurético del pepino; la vitamina B6 y minerales como el magnesio, fósforo y calcio, más la calidad diurética y antiinflamatoria del jengibre. 

Los minerales y las vitaminas son esenciales para el buen funcionamiento, desarrollo y crecimiento de nuestro cuerpo. En otro post veremos la importancia de los más importantes para vivir sanos, resistentes a enfermedades y con buen humor.

La alcalinización del organismo mejora la defensa inmunológica, desintoxica el organismo y depura la sangre entre otras maravillas como tonificarnos, revitalizarnos…¡todo en un vaso que nos quita la sed!

agua-refrescante-verano

Agua Saborizada

  • Plato Bebidas
  • Cocina Internacional

Refrescante bebida vitaminada y mineralizada para tonificar nuestro organismo.

Imprimir
Tiempo de preparación 5 minutos
Tiempo de cocción 25 minutos
Tiempo total 30 minutos
Raciones 4 personas

Ingredientes

  • 5 cubitos hielo
  • 5 rodajas pepino
  • 5 rodajas jengibre
  • 10 hojas menta
  • 1 limón
  • agua mineral

Elaboración paso a paso

  1. agua-saborizada-jengibre-pepino-limón-menta

    Prepara los ingredientes lavando cada uno de los vegetales que vamos a cortar. 

  2. Mantén la piel y corta en rodajas el pepino y el jengibre. Exprime el limón y retira las semillas.

  3. En la jarra incorpora primero los cubitos y los vegetales. Llena de agua mineral el espacio libre que nos queda.

  4. Pon en la nevera al menos 25 minutos para dejar que el sabor y las propiedades aparezcan. Remueve cada vez que vayas a servir un vaso, ayudará a que el sabor quede equilibrado.

Notas de la Receta

Toma en el mismo día de la preparación. Podemos dejarlo fuera de la nevera si no nos apetece tan frío o reducir la cantidad de cubitos...También podemos no ponerlos, todo dependerá de la apetencia o del gusto en temperaturas del consumidor. No os preocupéis si la menta adquiere un color pardo, es normal que se "mustie" al estar sumergida tantas horas.

Hit enter to search or ESC to close